Honda te ofrece una amplia gama de generadores con cuatro tipos distintos de corriente, para cubrir cualquier necesidad, desde la necesaria para una aplicación estándar hasta la más exigente:

•El condensador (o transformador en el caso de los generadores trifásicos) asegura una corriente de buena calidad. La corriente es regulada por las sucesivas descargas del condensador, que mantiene una tensión muy estable pero de frecuencia poco regular. Esta pequeña desviación entre la curva de de corriente producida y la curva de corriente perfecta hace que no sea posible alimentar aplicaciones de audio o video.

•El AVR o Regulador Automático de Voltaje, es un sistema electrónico que regula automáticamente la tensión de un modo mucho más preciso, en función de la carga aplicada al grupo electrógeno.

•Gracias al Cycloconverter, tecnología exclusiva de Honda, la corriente ya no se corrige, sino que simplemente se procesa electrónicamente. De este modo, las variaciones del ritmo del motor dejan de ser un problema. La tensión es extremadamente estable y la frecuencia es perfecta. La corriente obtenida es perfectamente comparable a la que suministran las compañías eléctricas.

•La regulación Honda Inverter, exclusiva de Honda, nos aporta, además de una calidad de corriente perfecta, un control del régimen del motor en función de la necesidad de potencia. De esto modo, el motor no trabaja a pleno ritmo sin necesidad, lo que reduce considerablemente el consumo de combustible, aumenta la autonomía y adecua el nivel de ruido en función del régimen de trabajo del motor. Estas características únicas hacen que los generadores con esta tecnología sean los indicados para la alimentación de los aparatos más sofisticados, normalmente con componentes electrónicos muy sensibles, ya que proporcionan una calidad de corriente de máxima calidad. Sólo Honda te ofrece esta garantía.