La seguridad es uno de los apartados en los que Honda ha prestado una especial atención. Su triple sistema de frenado (electromagnético, mecánico y motor) nos garantiza que el Honda Monpal se detendrá siempre de forma eficiente, rápida y segura. El mando del acelerador, que puede adaptarse para zurdos, recupera la posición de paro automáticamente y, si tiramos de él bruscamente, detiene el vehículo presuponiendo una reacción de sorpresa ante un peligro o caída por parte del usuario.