Porque incorpora un motor eléctrico, no contaminante, limpio, seguro y fiable. Sin humos ni malos olores, su consumo es mínimo y el mantenimiento es muy económico. Conjuga perfectamente
los conceptos de “medio ambiente” y “movilidad” promovidos por Honda en todas sus actividades.