Hay algunas medidas que debes tener en cuenta a la hora de manipular y conservar el combustible.

* Usa gasolina limpia, fresca y sin plomo.

* No almacenes la gasolina demasiado tiempo. Compra la que puedas necesitar en un período de 30 días.

* Guárdala siempre en recipientes que tengan la etiqueta UL, FM o CSA.

* Nunca conserves el combustible en botellas de plástico ni en el interior de la casa.

* Nunca llenes el depósito en lugares cerrados.

* Limpia los derrames de combustible inmediatamente.

* Nunca cargues el depósito con más de 3/4 de su capacidad. El calor expande el combustible.

* Nunca fumes mientras llenas el tanque de combustible.

* Para repostar, desconecta siempre el cable de la bujía y deja que el motor se enfríe durante 2 minutos.
Si se derrama gasolina sobre un motor caliente, puede producirse un incendio instantáneo.