El Power trim es un sistema de elevación electrohidráulico que permite elevar el motor sin esfuerzo. Basta pulsar un interruptor situado en la palanca del motor o en el panel para regular la posición. Esta función también sirve (hasta los modelos de la gama media de revoluciones) como inclinación del motor para mejorar el rendimiento de la embarcación y alcanzar mayor velocidad.

La manipulación del power-trim es muy simple. Al zarpar, es preciso elegir un ángulo bajo, es decir, negativo o, como mucho, neutro, de modo que el eje de la hélice esté paralelo a la superficie del agua. En esta situación las hélices se encuentran en una posición relativamente profunda, de modo que el barco maniobra con precisión a poca velocidad; ésta es una situación ideal para maniobrar en puerto.

A medida que el barco gana velocidad y alcanza la posición de planeo, se puede levantar el power-trim.
“Levantar" significa acercar la hélice a la superficie del agua. A medida que la hélice se acerca a la superficie, puede girar más de prisa, pues la densidad del agua disminuye y ofrece menos resistencia. Pero tampoco debe acercarse demasiado, ya que entonces se produce el ya llamado fenómeno de aireación o ventilación y se pierde tracción, a pesar de que la hélice gira muy deprisa. El resultado es un desperdicio de combustible y un exceso de régimen en el motor.